19/6/2011

Valor Nutricional de la Carne de Cerdo

Nuestros organismos requieren de una cantidad recomendada de ingesta de proteínas al día, y 300 gramos de carne de cerdo nos ayudan a cubrirla, además de poseer favorables contenidos de vitamina B1, B6 y B12, así como también potasio. Y como si fuera poco, la cantidad de sodio de la carne de cerdo es bastante baja, con lo que no debemos temer por males que se desarrollen a partir del exceso de sal.
También se difundió que el que consumía carne de cerdo corría el riesgo de adquirir cisticercosis, habiéndose comprobado que es el propio hombre el encargado de transmitir esta enfermedad en estos animales.
Las modernas técnicas desarrolladas para la crianza de cerdos han permitido que este alimento se convierta en una fuente muy importante de nutrientes para todos, por lo que debemos alejar de él todos esos mitos que no hacen otra cosa que privar a la gente de un alimento de excelente calidad.



NUTRIENTE
APORTE
Proteína
43%
Grasa Total
9%
Vitaminas
Tiamina
66%
Vitamina B6
26%
Niacina
25%
Riboflavina
16%
Vitamina B12
11%
Minerales
Fósforo
21%
Zinc
12%
Potasio
11%
Hierro
5%
Magnesio
6%
Cerdos Trasgenicops con Omega 3

 En 2004 un grupo de científicos creó un ratón transgénico que transformaba ácidos grasos perjudiciales en beneficiosos ácidos grasos omega-3. Lograron esto implantando un gen del gusano C. elegans en el ratón. Ahora se ha conseguido realizar lo mismo con cerdos, creando unos cerdos con grasa beneficiosa para el corazón y el sistema circulatorio. Este tipo de ácidos grasos se encuentran en mayor medida en el pescado.
Yifan Dai de la Universidad de Pittsburgh y sus colaboradores primero transfirieron el gen del C. elegans a células fetales de cerdo. Randy Prather de la Universidad de Missouri-Columbia y sus colaboradores clonaron estas células fetales en óvulos de cerdo y transfirieron los embriones obtenidos a 14 cerdas. Después nacieron 12 cerdos de este experimento, de los cuales 6 portaban el gen en cuestión capaz de sintetizar omega-3.
Muchos estudios muestran que los ácidos grasos omega-3 presentes en el pescado protegen contra las enfermedades coronarias, aunque la semana pasada se puso un poco en cuestión en una revista médica británica.
En todo caso las vacas comunes, los cerdos comunes y otros animales que forman parte de nuestra dieta fabrican en mucha mayor cantidad omega-6 que es perjudicial para la salud, sobre todo si se ingiere en exceso.
Lo paradójico es que de los seis cerdos transgénicos, a pesar de parecer sanos al nacer, hubo que sacrificar a tres de ellos porque presentaban problemas de corazón, posiblemente debido al proceso de clonación en sí y no al gen del omega-3. En el caso de ratones clónicos con este gen ha habido ya varias generaciones sin problemas de ningún tipo. La clonación de animales grandes es una técnica poco perfeccionada que produce muchos animales enfermos, y es una de las causas por la que la clonación humana con fines reproductivos sería desastrosa.
Los investigadores especulan no sólo con chuletas de cerdos más sanas en nuestra dieta sino que además creen que el gen se podría transferir directamente al ser humano pues los cerdos y los humanos tienen una fisiología parecida. De este modo nuestro organismo fabricaría omega-3 por si solo. Se puede investigar en este modelo animal y ver las consecuencias de incrementar los niveles de omega-3 en el organismo.
La ventaja del consumo de cerdo transgénico frente al consumo de pescado estaría en la contaminación por mercurio que muchos peces que consumimos presentan, mercurio que terminamos acumulando en nuestro organismo. Además el aumento de las capturas de pescado está poniendo en peligro la disponibilidad del recurso.


Trasplantes de órgano del cerdo al hombre
Por casualidad, usted todavía es parte del grupo de personas que piensan que el cerdo hace mal para la salud? Bien, si usted contestó que sí, es hora de repensar sus conceptos. Es que muchas cosas buenas han pasado últimamente en el campo de la medicina humana, y ese cerdo que usted tanto critica, es hoy uno de los grandes aliados de la salud del hombre. ¿Qué tal perder un minuto de su tiempo y ponerse al día en el asunto?

Es conocido hoy, que por su similitud con el hombre, pueden usarse varias partes del organismo del cerdo en la medicina humana (Ilustraciones 1 y 2). Desde el suministro de substancias vitales a la vida del hombre, hasta la donación de órganos, el cerdo es la gran opción de la medicina para aumentar la sobrevivencia de las personas. En el pasado, los Monos fueron considerados la gran opción en esta área, pero terminaron perdiendo su importancia, debido a su lenta capacidad de multiplicación y por la probabilidad de transmisión de enfermedades.

Sólo para tener una idea de la importancia que el cerdo puede asumir en la área de donación de órganos para el hombre, estadísticas en EE.UU. muestran que en el año 2000, había 67.000 pacientes esperando por los trasplantes en ese país (44.000 para Hígado, 4.000 para corazón y 3.600 para pulmones). Infelizmente, sólo 20 mil trasplantes fueron realizados. La investigación mostró que más de 100.000 personas, ni entraron en esta " línea de espera" y que miles se mueren todos los días por la falta de donadores. Hoy, en EE.UU., existen sólo 7.000 donadores humanos potenciales por año y la demanda por trasplantes crece en la proporción aterradora de 15% al año.
Frente a este cuadro dramático que ni relacionó a las personas que necesitan un nuevo Riñón, la búsqueda de soluciones en el campo de xenotransplantes (trasplantes de órganos de una especie a otra) ha asumido una importancia que no tiene precio. Esforzándose contra los conceptos y preconceptos, la técnica continúa su evolución irreversible, buscando soluciones más eficaces y definitivas, para las personas que no encuentran ninguna esperanza en los métodos tradicionales de cura.


Origen del Cerdo

1.1 Historia del Cerdo
El cerdo se domesticó en el Medio Oriente alrededor del año 7000 a. de C. Probablemente todo empezó porque los cerdos salvajes se acercaban a comer los desperdicios de comida en los lugares donde se asentaron los primeros agricultores y éstos terminaron por domesticarlos, lo mismo que a los chivos y a los carneros, ampliando así su dieta que era a base de cereales, vegetales y granos.  Como por siglos los antiguos creyeron que el pan diario era un regalo de los dioses, el sacrificio pasó a formar parte de un ritual religioso.  Así los egipcios no comían ni ciertos peces ni el cerdo, porque eran sagrados para ellos. Solamente en ciertas fechas, en que los dioses lo permitían, podían comer las carnes prohibidas.
En la Roma Imperial ya había carnicerías, pero pocos romanos consumían carne debido a tabúes religiosos. Por ejemplo, no se comía carne de vaca ni de caballo. Y la matanza de un novillo podía conllevar la muerte. Cuando se sacrificaba un animal se le ofrecían sus órganos sexuales a los dioses. Lo demás se distribuía entre los sacerdotes y el que ofrecía el sacrificio. El resto se vendía o regalaba. Pero una vez que se establecieron las carnicerías, la carne más apetecida fue la del cerdo. La calidad de la carne dependía de la dieta del animal. Los había que se alimentaban solamente de frijoles, bellotas, etc.
Los campesinos mataban sus propios animales, como chivos, ovejas y puercos, pero su favorito era el último, porque tenía más posibilidades ya que de él se extraía manteca, se salaba, etc... Bajo el Imperio Romano uno de los platos favoritos era el lechoncito de sólo un mes (una luna) de nacido. A tal extremo se extendió su consumo que se emitió un edicto prohibiendo la matanza de los lechones vírgenes.
, en la Ilíada, como los héroes se daban grandes banquetes de carne con tajadas pinchadas en hierros y asadas a la lumbre. Los griegos tenían a los cerdos consagrados a las diosas Deméter y Cibeles y al dios Marte a cuyas divinidades se inmolaban en los sacrificios. El lugar de crianza de los cerdos que comúnmente lo denominamos "porquerizo", los griegos, lo llamaban Eubuleo , cuyo nombre significa literalmente "buen consejero", se le atribuían poderes mágicos y a él recurrían los necesitados de algún poder divino.
En tiempos del sitio de Troya existía la costumbre de inmolar un cerdo, un carnero y un toro en honor del rey Poseidón para aplacar su cólera, costumbre que también tuvieron los romanos. En Esparta las fiestas donde se presentaba mayor numero de público se repartía un caldo de cerdo, pan de cebada y vino, a esta costumbre lo llamaban " Caldo Cachuela". Los Cretenses decian que Zeus tenia como mascotas a los cerdo y por ello lo tenian como animal considerado.
Entre 1400 y 1800 d. de C. el hombre se alimentaba de vegetales, sobre todo en África, Asia y en la América precolombina. Pero en Europa se empezó a comer carne desde la Edad Media, debido a que disponían de grandes pastizales. En los siglos XVII y XVIII, una buena parte de las calorías que consumía el hombre provenía de la carne. A medida que ésta se convirtió en un lujo, las clases pobres se vieron obligadas a depender de carnes y pescados salados. Todo cambió en el siglo XIX pues el desarrollo de la ciencia influyó en la cría de animales. En Estados Unidos, por ejemplo, se vendía en esa época mucho cerdo salado que se embarcaba en barriles. Los cerdos parecen descender de dos suidos salvajes, una especie europea y otra del Sureste asiático; probablemente se domesticaron en China hace unos 9.000 años y más tarde en Europa. Fueron introducidos en América por Cristóbal Colón y los expedicionarios españoles.

1.1.1     Características

El cerdo doméstico adulto tiene un cuerpo pesado y redondeado; hocico comparativamente largo y flexible; patas cortas con pezuñas (cuatro dedos) y una cola corta. La piel, gruesa pero sensible, está cubierta en parte de ásperas cerdas y exhibe una amplia variedad de colores y dibujos. Como todos los suidos, son animales rápidos e inteligentes.
Adaptados para la producción de carne, dado que crecen y maduran con rapidez, tienen un período de gestación corto, de unos 114 días, y pueden tener camadas muy numerosas. Son herbívoros en estado salvaje porque tienen una mandíbula preparada para vegetales. En su domesticación se les da también carne, siempre picada, pero consumen una gran variedad de vegetales. Además de la carne, del cerdo también se aprovechan el cuero (piel de cerdo) para hacer maletas, calzado y guantes, y las cerdas para confeccionar cepillos. Son también fuente primaria de grasa comestible, aunque, en la actualidad, se prefieren las razas que producen carne magra.

17/6/2011

Taxonomia del Cerdo

Género
Sus
Especie
Sus vita tus, Sus scrofa, Sus mediterraneus
Reino
Animal
Tipo
Cordados
Subtipo
Vertebrados
Clase
Mamíferos
Orden
Ungulados
Suborden
Artiodáctilos
Familia
Suidos
Subfamilia
Suinos